Etiquetas

, , , , , , ,

El Impresionismo es un movimiento estético de finales del siglo XIX y comienzos del XX que como tal se manifiesta en pintura (en cuyo contexto surgió el nombre), literatura y música. Es un movimiento cuya identidad se conforma en contra de la estética y la técnica del Romanticismo, y por lo tanto supone una ruptura con éste, aunque no en el mismo sentido en el cual los estilos de estética romanticista y clasicista se fueron alternando a lo largo de la historia.

El impresionismo musical llegó como un gesto francés (Claude Debussy) de rebeldía contra la dominación del romanticismo alemán, personificada en Wagner. Frente a la estética característica de los estilos romanticistas (centrada en el “yo”, lo inconsciente, lo oscuro, lo ininteligible) no opone una estética característicamente clasicista (centrada en el “nosotros”, lo cotidiano, la claridad, lo inteligible) sino una estética de la sensación, de lo sensual, de los sentidos.

1- Características musicales:

1.1- Melodía: En lugar de las amplias melodías del estilo romántico, Debussy cultiva una melodía compuesta de frases fragmentarias que repetía constantemente, tal como podemos escuchar por ejemplo en el primer movimiento de La Mer.

Esta disolución de la melodía se puede comparar con la disolución de la línea en la pintura.

Debussy busca la emancipación melódica a través del uso de melodías derivadas o influenciadas por el canto llano medieval y mediante la utilización de modos característicos de la música oriental (Indonesia -gamelán-, Japón, China, etc.), como los derivados de la escala pentatónica, la escala de tonos, etc.

1.2- Ritmo: es mucho más fluido y variado que en estilos anteriores, con la frecuente utilización de figuraciones irregulares. El compás recupera una función meramente métrica, anterior a la característica función rítmica (acentos) que adquirió en la época del Barroco, de forma que la música se libera de la “tiranía de la barra de compás”.

1.3- Armonía: 

1.3.1- Armonía modal: Se prescinde de las funciones tonales, recurso de tensión y dirección musical que había sido el centro de la música desde la época del Barroco. Por lo tanto, no hay tensión a nivel armónico. Aún así, la armonía se construye alrededor de un centro, por lo que no se puede calificar de “atonal”.

Esta uso modal de la armonía también se refleja en la utilización preferente de intervalos de 4ª y 5ª en vez de los de 3ª y 6ª característicos de la música tonal.

1.3.2- Escalas pentatónica y de tonos enteros: Por influencia de la música oriental (especialmente de Japón y China, y el gamelán javanés, que Debussy escuchó en la Exposición Universal de París en 1889) se utilizan escalas que prescinden del semitono, como la pentatónica o la de tonos enteros (hexátona), que carecen de las tensiones y la capacidad de imprimir dirección a la música de las escalas tonales.

1.3.3- Autonomía de acordes:  Se dice que Debussy, siendo todavía alumno del conservatorio de París, escandalizaba a sus profesores y compañeros tocando acordes en el piano sin ninguna relación tonal entre ellos, sino considerándolos como entidades autónomas, simplemente caracterizadas por su sonoridad. La intención era liberar al acorde individual de su atadura a las relaciones tonales con otros acordes, tal como ocurría con el objeto en la poesía simbólica.

1.3.4- Acordes de 9ª, de 11ª y de 13ª: Se amplía la sonoridad de los acordes tradicionales con sonidos añadidos, también por terceras (es decir, a la fundamental, 3ª, 5ª y 7ª se le añaden la 9ª, 11ª y 13ª, tanto diatónicas como cromáticas.

1.4- Timbre: Debussy deja de usar la orquesta como un conjunto de grupos de instrumentos (cuerdas, maderas, metales, percusión), haciendo que cada instrumento tenga su función individual. Orquesta velada, contra la cual los timbres individuales  se destacan son delicada claridad (escuchar de nuevo el primer movimiento de La Mer).

1.5- Forma: Se renuncia a los rigores de la construcción y a la dialéctica del desarrollo en favor del placer inmediato del timbre y del color armónico. Se recurre mucho a duplicar el material para alargar la forma y a estructuras simples como A-B-A.

2- Compositores: 

2.1- Claude Debussy: es el principal (y según algunos autores, el único) compositor impresionista

2.1.1- Obra orquestal: destacan “Preludio a la siesta de un fauno”, “El Mar”.

2.1.2- Obra para piano: destacan “Arabesques”, “Images”.

2.1.3- Ópera: su única ópera es “Pelleas et Mélisande”

2.2- Maurice Ravel: 

2.2.1- Obra orquestal: destacan “Rapsodia española”, “El Bolero”.

2.2.2- Obra para piano: destacan “Valses nobles y sentimentales”, “Pavana para una infanta difunta”.

2.3- Otros: otros compositores que se acercaron a este estilo, por lo menos en algunas de sus obras, fueron Manuel de Falla (“Noches en los jardines de España”), Respighi (“Las fuentes de Roma”, “Los pinos de Roma”), Federico Mompou, Stravinsky, Bartok, etc.

(texto basado en los apuntes de la profesora Iria Portas)

Anuncios