Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

1- Introducción: El Expresionismo es una corriente estética de comienzos del siglo XX que abarca las artes plásticas, la literatura, el cine y la música. Se sitúa principalmente en Alemania, con pintores como Egon Schiele y Oskar Kokoschka.

Egon_Schiele_-_Seated_Woman_with_Legs_Drawn_Up_(Adele_Herms)_-_Google_Art_ProjectFrente al impresionismo, que intentaba expresar las sensaciones externas que producían el entorno y los objetos, el expresionismo mira hacia el interior del sujeto intentando capturar los recovecos del inconsciente (en este sentido se vincula al Romanticismo, de hecho Schönberg se consideraba de alguna forma el heredero y continuador de la corriente romántica).

2- Características musicales del Expresionismo:

El expresionismo parte del Romanticismo pero se diferencia de éste en el tipo de experiencia interior que aspira a retratar así como en los medios de que se vale para hacerlo. El tema del expresionismo el es hombre tal como lo describe la psicología de comienzos del siglo XX: aislado, con su interioridad en un conflicto constante y arrastrado por todas las pulsiones irracionales del inconsciente.

En el plano musical, partirá del lenguaje armónico del drama wagneriano “Tristán e Isolda” (definido por Diether de la Motte como “cadencias en un espacio atónico”) usando los siguientes recursos:

– ausencia de formas definidas, con preferencia por las formas líricas breves para voz, orquesta o piano

– uso extensivo de la disonancia, lo que produce una sensación permanente de tensión no resuelta

– empleo de melodías con saltos amplios y ajena a la lógica de la armonía tonal

– uso de los registros extremos de los instrumentos

– atonalismo, que implica que el fundamento compositivo es evitar cualquier tipo de referencia a una tónica en la mente del oyente.

Todas estas características pueden escucharse en una obra emblemática de este período, Pierrot Lunaire de Arnold Schönberg:

3- Compositores: Los precedentes del expresionismo aparecen ya en el Posromanticismo, especialmente en algunas obras de Richard Strauss (las óperas Salomé y Elektra), y alcanza su plenitud en la música de la llamada Segunda Escuela de Viena, conformada por Arnold Schönberg, Anton Webern y Alban Berg.

3.1- Arnold Schönberg: Se suelen distinguir tres períodos en su producción

3.1.1- período posromántico: al que pertenecen “Noche transfigurada”, “Pelleas und Melisande” y los “Gurrelieder”.

3.1.2- período atonal: al que pertenecen sus “Cinco piezas para orquesta Op. 16” y “Pierrot Lunaire”. Éste es el período del compositor que se considera expresionista.

3.1.3- período dodecafónico: al que pertenece su ópera “Moisés y Aarón”.

3.2- Anton Webern: Alumno de Schönberg, a partir de los años 50 su obra será la referencia para los compositores serialistas, más que la del propio Schönberg.

Entre sus composiciones podemos destacar las “Cinco piezas Op. 5” para cuarteto de cuerda.

3.3- Alban Berg: también alumno de Schönberg, se considera el responsable de “humanizar” los procedimientos compositivos de su maestro por lo que su música resulta más accesible que la de los otros componentes de la Segunda Escuela de Viena.

Entre sus composiciones destacan las óperas “Wozzeck” y “Lulú” y el “Concierto para violín y orquesta”.

Anuncios